martes, 25 de marzo de 2014

GRAVITY


Por: Pilar Alberdi

Sin duda, Gravity nos ofrece una sorprendente idea de lo que es estar en el espacio. De lo que sienten las personas que están allá arriba. Esa ocupación en su trabajo (control técnico, experimentos que deben llevar a cabo, reparaciones que incluyen paseos fuera de la estación orbital, ejercicios físicos para reducir la pérdida de musculatura y densidad ósea) pero también ese silencio y la sensación de pequeñez e insignificancia frente al Universo y, por supuesto, la admiración por ese foco de luz y de belleza que transmite el panorama que pueden ver de la Tierra. Parece que desde allí, los amanaceres sobre el planeta también son esperados. Esa línea de claridad que comienza justo cuando una parte de nuestro pequeño mundo vuelve a empezar el día. Y entonces, aparecen esas preguntas: ¿Alguien piensa en ellos, alguien los está esperando allá abajo? Son las típicas preguntas de los relatos y novelas de ciencia ficción y no podían faltar en esta película del director mexicano radicado en USA, Alfonso Cuarón, porque siempre que hay un viaje dejamos algo atrás aunque no queramos.
Técnicamente diría que es perfecta, resulta verosímil y poco importa que algunos hechos no sean tal y como ocurren en el espacio. Sinceramente, maravilla ver qué bien han logrado transmitir esa realidad, la de la rutina, la del espacio mínimo en que deben moverse, la de las dificultades para la vida y el peligro que cualquier situación inesperada, cualquier mínimo contratiempo puede significar para sus vidas. Poco importa que el cabello de la ingeniera especializada en medicina Ryan Stone (Sandra Bullock) no flote o que otros detalles no concuerden con la realidad que allí se vive, ya que la mayoría de nosotros la desconocemos. Lo sorprendente para muchas personas que no han visto o han visto pocos vídeos de mujeres astronautas en el espacio, sería ver que su cabello flota igual que lo hacen sus cuerpos, sobre todo, porque en general hemos visto a astronautas varones con el cabello muy corto a los que no se les movía un pelo. Por eso digo, que la película es verosímil y cómo ocurre con la literatura, a veces, lo real es lo que no sería creíble. Hay más detalles de este tipo que no avanzaré aquí, pero que después de ver la película, lo repito, después de ver la película, pueden leer al pie de esta entrada.
Lo cierto, es que yo nunca había visto llorar en el espacio.... Pero esas lágrimas representan el mismo sufrimiento que se padece aquí en la tierra. Y ahora sí, ya puedo imaginar lo que es llorar en el espacio.
También es verdad que alguna situación, no me resultó creíble, pero eso no cuenta en el conjunto y probablemente hable más de mi falta de conocimientos en estos temas que de falta de competencias de los realizadores. El esfuerzo por conseguir esta película, el trabajo de los actores, la excelente dirección consiguen transmitirnos las emociones y, sobre todo, la angustia. Me recuerdo diciéndome mentalmente, «¡vámonos ya!», con ganas de levantarme del asiento, totalmente identificada con los protagonistas.
Que yo no estaría por allí arriba, ni lo duden. Bueno, seguro que ya se habían hecho a esa idea. Pero aprecio y valoro a las personas que sienten de ese modo y son valientes, están capacitadas para cumplir sus sueños y, además, tienen la suerte de ser elegidas entre un alto número de candidatos, igualmente capacitados.
He buscado información sobre cuáles son los requisitos que se piden actualmente para ser astronauta, por eso, al final de esta entrada encontrarán un interesante artículo de la BBC, por si les interesa su lectura. De ahí pueden pasar a un enlace en el que conocerán a la astronauta que asesoró a Sandra Bullock para su actuación en esta película, y todavía encontrarán un enlace más que les llevará a ver un vídeo de la astronauta Suni Williams, la mujer que más tiempo ha pasado en el espacio y a la opinión que de esta película tienen varios astronautas de la NASA.
Quien vive en el espacio, también vive en la Tierra, y también con los seres que recuerda. Y no les adelantó más para no quitarles la emoción.
Es verdad que, a veces, la doctora Ryan Stone parece perdida en sus sentimientos y en la tragedia que están viviendo, pero ahí está George Clooney en el papel de Matt Kowalsky, para ayudarla a mirar hacia la tierra y para que encuentre la fortaleza que cree haber perdido.
Y ya por último, decir que me encanta que le hayan dado el papel protagonista a una mujer. Y también, que me gusta la posibilidad de que esta película pueda servir para que todos podamos valorar a las personas que hacen estos viajes al espacio, pero no solo a ellos, no, sino también a los valientes de aquí abajo, que cada día ponen un renovado empeño para vivir sus vidas.



Cómo ha cambiado el entrenamiento de los astronautas.

La astronauta que asesoró a Sandra Bullock

Artículo en el que se refleja la opinión de un experto

La NASA felicitó a Aflonso Cuarón por su éxito con Gravedad

6 comentarios:

  1. Como siempre, Pilar te agradezco muchísimo tu comentario. Un abrazo.
    Sólo decirte que hace muchos, pero muchos años yo creía ciegamente en vidas en otros parajes del universo, y como soy un poco raro, sigo creyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es ser raro, Javier.
      Como siempre, gracias por la lectura y la compañía.

      Eliminar
  2. Coincido en muchísimas cosas contigo, Pilar. En especial en eso de la verosimilitud y en que no es tan importante si todo lo que en el film se muestra es científicamente cierto o no, pues, como dijo Alfonso Cuarón, "señores, estamos ante una obra de ficción. No lo olviden".
    En mi blog, hablé de "Gravity" en una entrada que publiqué el 7 del 11 del año pasado. A lo mejor sientes curiosidad por leerla. Si es así, espero tu opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasaré, Juan.
      Gracias por tu visita y tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Maravillosa película. La verdad es que a mí detalles tipo "el pelo se mueve así o no" me dan igual, pero el punto clave del film (la separación entre los protagonistas) sí debería, en mi opinión, ser más verosímil. Aun así yo la disfruté mucho, pues, como dices, refleja la estancia en el espacio con precisión y es muy emocionante. Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en lo que dices.
      Cordiales saludos.

      Eliminar