viernes, 1 de julio de 2011

CONFUCIO


Por: Pilar Alberdi

¿Quién fue K'ung-Fu-Tzu, aquél de quien el jesuita Matteo Ricci (1552-1610),primer introductor del cristianismo en China, tradujo su nombre para Occidente como Confucio(451-479 a.C)? La película no pretende desentrañar este misterio, pero a mi juicio logra acercar al personaje y mostrar una época injusta, no más terrible y cruel que muchas otras, en una sociedad estratificada, anclada en el respeto a las tradiciones y la obediencia al poder reinante.
Si sólo fuese este su propósito, ya me parece suficiente, porque quizá no habría, al menos por el momento, otro director o productora que quisiese abordar el tema que supone esta superproducción que, a veces, roza el documentalismo. Reconozco, sin embargo, que una mirada no china, no confucionista, quizá hubiese tomado otros aspectos del importante pensador que fue Confucio, cuya obra de recuperación de la tradicción cultural previa a su nacimiento, más su propio aporte y el de sus discípulos, quedó recogida para la posteridad en los Nueve Libros o Analectas.
Pensemos que fue un adelantado de la educación, ya que, aunque fiel a la idea de que quienes están debajo debían obedecer a los que estaban por encima, defendía una educación sin división de clases, porque consideraba que buenos gobernantes capaces de dar ejemplo con sus actos más la educación del pueblo, eran sinónimos de orden, progreso y paz.
La directora Hu Mei, cuenta para conseguir dar forma a esta historia con un reparto formado por Chow Yun Fat, Chen Daoming, Zhou Xun, Yao Lu, Zhang Kaili, Yao Lu, Jiao Huang, Chen Icaubin, Wagn Banq y Ren Quan.
Lo primero que nos permite comprender la historia narrada es cómo cierto tipo de ritos han pasado de una cultura a otra, quizás, desde los primeras migraciones de la humanidad como es el caso de los «esclavos funerarios» también presentes en otras culturas como las amerindias.
Psicológicamente, y este es el tema que nos ocupa, nos permite comprender que la mayor lucha que puede entablar una persona es dominarse a sí misma, y que el seguir una ética propia y la elección de mantenerse en los valores elegidos, exige un sacrificio muchas veces penoso.
Confucio, demuestra ser inteligente al utilizar las argucias y la fuerza de los poderosos contra ellos mismos. Como quien hace milagros gana una batalla contra miles de soldados antes de que comience. Los poderosos son astutos, pero él es sabio. Se anticipa, conoce bien a los hombres y sabe que actúan por interés propio, sin importar qué medios utilicen para conseguir los fines que se proponen. Los gobernantes lo necesitan, pero lo desprecian. ¿Por qué? Porque el consejo, la inteligencia y la coherencia de un hombre justo que puede favorecer el buen desempeño político de los gobernantes, exige sacrificios con relación al futuro del bienestar del pueblo, que ellos no están dispuestos a asumir. Por eso, los mismos que le niegan son los que lo envidian. Los mismos que lo empujan al destierro, serán los que imploren su regreso.
Lo que nos queda al final de la película es el destierro de un Confucio al que el poder de los corruptos convierte en un pobre más del pueblo, al que siguen unos pocos discípulos.
El desprecio de los poderosos, conlleva además, el desprecio del pueblo. ¿Puede haber algo más penoso de soportar por una persona de su calidad que ese desprecio conjunto? Aún así, seguirá enseñando y recogiendo en tablillas de madera pintadas a mano la cultura antigua, y dejando en ellas, también sus propias ideas.
De Confucio o del confucionismo son frases como las siguientes:
«Cometer un error y no corregirlo es cometer otro error».
«Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo, cuando veas a un hombre malo, reflexiona».
«No contestar a una palabra airada replicando con otra de igual tenor. Es la segunda respuesta, la que seguramente, os llevará al enfado».
«Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te evitarás disgustos».
«Leer sin meditar es una ocupación inútil».
Me quedo con estas frases que representan fielmente al confucionismo. Yo no dudaría en recomendar esta película: es fuerte, no nos deja indiferentes, nos provoca tensión y angustia, y con el paso de los días no se olvida.

4 comentarios:

  1. Interesante artículo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. "Soy el webmaster del Directorio Wandaloop, donde si lo deseas puedes incluir tu blog completamente GRATIS.
    Directorio Wandaloop"

    ResponderEliminar
  3. hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. además estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes!.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar